La transformación digital de la banca avanza a pasos agigantados y la masificación de los nuevos canales transaccionales, diferentes a la oficina, es una constante. El sistema financiero, además de invertir en tecnología contra el fraude electrónico, trabaja desde la educación financiera formando a sus usuarios en buenas prácticas de prevención.

Más Información