A orillas del mar Caribe, en pleno golfo de Morrosquillo y a unos kilómetros de Tolú, Sucre, está El Manglar de las Garzas, un centro vacacional rodeado de una reserva natural de mangle, en donde BBVA desarrolla programas de turismo sostenible.